Para muchos, los artistas de stop motion son verdaderos artistas del movimiento que combinan una aguda visión a futuro con mucha paciencia. Esta técnica, madre de la animación tal cual la conocemos hoy en día, se ha convertido en esta era digital en una auténtica muestra de ingenio y dedicación, haciendo cada una de sus piezas un reto que muchas veces desafía e iguala la animación computarizada.

Tal es el caso de The Fall, una animación realizada por estudiantes del Arts University College de Bournemouth como parte de su proyecto de tesis, que utilizando esta técnica, crean una soberbia pieza visualmente impactante con un inesperado desenlace.

_No olvides leer: