A lo largo de nuestras carreras como diseñadores va haber un punto en donde uno piensa (sobretodo las mujeres) si es un buen momento para traer un crío al mundo, o mejor dicho, a nuestro mundo, espacio y tiempo. Nunca hay tiempo para nada, y siempre las entregas de trabajo son para ayer. Entonces nos vamos auto convenciendo que mejor lo dejamos para el año que viene.

 Así van pasando los años y llegamos al tercer piso, los treinta años. Esa edad que te pone entre la espada y la pared…! Sí, señoras y señores, Allí es cuando nos empezamos a preguntar: ¿Será que encargamos el año que viene?

En mi caso fué muy fácil, sucedió el conocido “metí la pata” y no tuve que pensarlo mucho, simplemente la vida decidió por mí.

En el momento entré en pánico con risa nerviosa. Lo primero que pensé fue en la plata, ¿como hago para trabajar (siendo freelance) y viviendo lejos de mi mamá? Porque ya vivir fuera de tu país hace las cosas un poco mas complicadas. Y como si no fuese suficiente preocupación, no fue un bebé, sino dos. Sí señor, gemelos. Así, que si yo sigo viva y activa, ustedes también lo pueden hacer.

Lo mejor es no pensarlo mucho y armarse de valor, porque como dicen en mi país, los niños vienen con una arepa bajo el brazo, je!

La clave del éxito es la organización, cosa que puede tomar aproximadamente 1 año. Es adaptarse a vivir y trabajar siempre con sueño y como si tuvieras 115 años. Se los digo desde ya y no con ánimo de asustar, simplemente es la realidad.

Pero como todo buen esfuerzo, también viene la recompensa, que es la parte que uno no cambia por nada en el mundo. Un simple abrazo, un beso y una ingenua sonrisa, vale la pena el dolor de espalda, las ojeras y el cabello sin peinar desde hace 3 días.

También es divertido volver un poco a la niñez. No tienen idea como se divierte uno comprando juguetes y jugando con ellos, comprando ropa mini hipster y ver como un ser humano se va convirtiendo en persona día a día gracias a tí.

Así que anímense chicos, vale la pena y no tengan miedo que van a salir adelante con seguridad y con un “mini me” al lado que los hará sentir la persona mas especial del mundo.Y los que ya se animaron, los felicito y se sentirán identificados con todo lo que he dicho hasta ahora.

Cualquier duda o pregunta o simplemente saludar, síganme en @piktorama
Hasta pronto ^_^

Amaranta es una caraqueña muy colorida con base en Miami. ilustradora y diseñadora de profesión, es también conocida como Piktorama por propios y extraños. Estudió animación, cine y televisión para luego decidirse a entrar al mundo del Motion Graphics. Trabajó durante algún tiempo para canales como MTV, Discovery Kids y Nickelodeon Latino, para luego comenzar su proyecto personal llamado Piktorama.

Hoy su trabajo es reconocido en revistas y libros a nivel internacional y ha participado en exposiciones que van desde Australia hasta Rusia. Sus divertidos personajes pueden ser vistos en ropa, stickers, vinilos, animaciones, calendarios, diarios y revistas. Amante de los cupcakes y el chocolate, dice ser una buena amiga y buena hermana mayor (le creemos totalmente). Estas y muchas cosas más la inspiran para lograr que su mundo mágico que todos amamos tome vida

 

 

_No olvides leer: