Luego de diecisiete años de carrera musical, seis premios Grammy, siete producciones discográficas y un sin número de singles que hoy en día son himnos del rock alternativo, Foo Fighters es una banda que no requiere de introducciones demasiado extensas puesto que ya forman parte del subconsciente colectivo.

Sus últimos álbumes transcurrieron sin demasiada pena ni gloria, debido al vuelco a un sonido más oscuro, con líricas melancólicas, perdiendo parcialmente la frescura que les caracterizó en producciones anteriores. La banda continuó produciendo discos bajo la mirada atenta de sus seguidores más fieles y apareciendo para el resto del mundo esporádicamente en forma de singles aptos para todos los gustos como “All my life”“Low”“The Pretender”“Best of You”.

Es por esto que su más reciente álbum, “Wasting Light” creó expectativas  desde los inicios de su grabación en Agosto de 2010. Grohl anunció en ese  entonces su  decisión de retornar a los sonidos raíces de la banda, iniciando la  grabación de  este proyecto en conjunto con con Butch Vig (productor del  “Nevermind” de  Nirvana) y Alan Moulder (productor de bandas  como Depeche Mode, The Killers  y NIN) desde su propio garage y sobre  cinta analógica. Las noticias eran cada vez  más prometedoras: el retorno a la  formación de la banda de Pat Smear  (guitarrista de Foo Fighters para The Color  and the Shape), y colaboraciones de  Krist Novoselic (co-fundador de Nirvana) y Bob Mould (guitarrista de Hüsker Dü) mantenían a la audiencia ansiosa por el nuevo material.

La espera valió la pena, y esto fue demostrado desde Febrero de 2011 tras el lanzamiento del video para el single White Limo“, en que Foo Fighters no sólo muestra un sonido más desenfadado, sino enérgico y hasta agresivo, cualidad que se enfatiza con la presencia de una deidad del rock: Lemmy, de Motörhead. En ese mismo mes se lanza para la reproducción online el single Rope, el cual de inmediato se posicionó en el primer lugar del Billboard.

Es un disco efervescente, desde los primeros sonidos de “Bridge Burning” que con riffs poderosos, estribillos rebeldes y sin interludios va acelerando sus notas hasta volcarnos al sonido pesado de “Rope”, abreboca ya previamente conocido en que la voz de Grohl varía desde sonidos agresivos y primales hasta los más melódicos, al son de percusiones casi frenéticas. El inicio lento de “Dear Rosemary” en arpegios parece darnos finalmente una pausa, cobrando a medida que avanza la canción un sonido más robusto entre las oscuras líricas de un amor agridulce. Como una avalancha inicia entonces “White Limo”, un homenaje a las raíces más metaleras de la banda con voces distorsionadas y desgarradas al compás de un bajo incesante y una mezcla de guitarra y percusiones que exuda entre gritos la esencia más pura del rock and roll.

Arlandria by Foo Fighters

“Arlandria” nos traslada entonces a un ritmo garage más calmado e intenso en conjunto a las vocales más melódicas de la multifacética voz de Grohl, y nos mantiene en la faceta más romántica de este disco hasta el inicio de “These Days” con arpegios de un sonido casi country y destiempos en la percusión. Un toque de descaro aparece en el disco cuando inicia “Back and Forth”, con líricas que contienen claras referencias al sexo sin ataduras, parte de la fórmula básica del rock desde sus inicios, con un ritmo totalmente fresco que continúa hasta “A Matter of Time” entre estrofas contagiosas y una guitarra bien marcada.

Miss The Misery by Foo Fighters

“Miss the Misery” inicia con riffs poderosos y varía de momentos melodiosos a vocales álgidas mientras entre la lírica se deja escapar el motivo del nombre de este álbum “Don’t change your mind/ you’re wasting light”. Luego inicia una melodía oscura, dolorosa, “I should have known”, la primera balada del álbum en que la simpleza de la canción se compensa con el sentimiento de la interpretación. El disco continúa con “Walk”, bajándonos la energía con una combinación de los sonidos más pesados del heavy metal contrapuestos a los acordes más desenfadados del garage rock.

I Should Have Known by Foo Fighters

En resumen, este es el mejor disco de una banda totalmente rejuvenecida que ha sabido retomar el equilibrio de fuerza, desenfado, melancolía y agresividad , restaurando en su fanaticada la confianza de más y mejores discos por venir.

_No olvides leer:

Comments Closed