En un mundo dominado por cámaras digitales, fotografiar analógicamente es sencillamente un arte. Lomography sabe de esto y combinando un increíble diseño con la forma de las tradicionales latas vintage, nos trae La Sardina, una divertida línea de cámaras de 35mm, con un conveniente lente gran angular de 22mm f/8 con un ángulo de visión de 88 grados.

Diseñada por lomógrafos para lomógrafos , es muy sencilla de usar, y permite a quien la use explotar al máximo su creatividad y capturar las mejores imágenes con estilo.

Estas cámaras, que cuidan tanto el exterior como el mecanismo de su interior, vienen también en metal. Las Beluga y Czar, vienen construidas en metal dorado, consiguiendo una mezcla entre resistencia y

El paquete viene completo con la introducción del flash “Fritz the Blitz”, que incluye iluminación de 3 puntos, un sistema manual de control de luz en base a la distancia del objeto a capturar y 4 filtros de divertidos colores.

_No olvides leer: