Las entrevistas de trabajo están dispuestas por la empresa para calificar a las personas que aspiran pertenecer a su equipo de trabajo. Aunque se tenga previamente la hoja de vida de estas, no se puede escoger solo por eso, hay que verificar que cada una de las cosas escritas en ella sean ciertas. Por eso, es que las empresas utilizan este mecanismo como filtro para conocer si los postulados para formar parte de la organización están acordes, no solo a las aptitudes que requiere el cargo sino también a los pilares de la institución, como lo son su Misión, Visión y Objetivos.

La entrevista de trabajo es el punto medio entre tú y el empleo que deseas obtener. Ésta siempre tiende a causar bastante ansiedad pues crea muchas expectativas. Por eso, recopilamos unos tips que siempre debes tener en cuenta a la hora de ir a este tipo de citas, pues algunas veces se pueden obviar pequeños detalles, y estos pueden causar una mala experiencia y evitar que te contraten.

trabajo2

Prepárate para la entrevista:

Anticípate a las preguntas que podría hacerte el entrevistador. Se puede llegar a un consenso de que existen cuatro preguntas clave que normalmente te realizarán para evaluarte. Éstas son: ¿Por qué está aquí? ¿Qué nos puede aportar? ¿Qué clase de persona es? ¿Por qué debemos contratarle? Aunque puedan parecer preguntas obvias, los nervios pueden atacarte y no saber qué responder, por esto, léelas y medítalas antes de tu entrevista, así podrás tener una idea de cuál sería la respuesta adecuada. Aunque ya las tengas preparadas, trata de ser espontáneo y lo más natural posible, siempre adecuándote al perfil de la empresa y de la persona con la que estás hablando.

Identifica tus cualidades y destácalas:

Haz una lista con un top tres de tus principales cualidades,  así cuando te las pregunten puedes desarrollarlas asertivamente. Estas deben ser las más adecuadas para el puesto que te ofrecen en la institución. En caso de que no indaguen sobre eso, trata de vincularlas con alguna otra pregunta que te hagan para poder sacarlas a relucir en la entrevista; eso sí, nunca lo hagas de una manera abrupta pues podrías desencajar y dar una mala impresión. También, ten en cuenta preparar argumentos para tus puntos débiles, así sorprenderás a tu entrevistador pues denotará que estás preparado para cualquier tipo de situación.

trabajo8

Investiga sobre la empresa:

Este punto es súper importante. Nunca vayas a una entrevista sin saber en qué se especializa la empresa, porque así, mostrarás poco interés en el empleo, además de que denota falta de preparación y compromiso. Esto te servirá no solo para quedar bien ante quien te entrevista, sino que servirá para conocer cómo se maneja y en qué, el lugar donde podrías trabajar a futuro.

trabajo4

Vístete para la ocasión:

Algo que dice mucho de ti es la ropa, pues es tu carta de presentación, así que no llegues arrugado, ni con alguna prenda que se vea sucia. Aunque no es una ocasión que amerita ropa muy elegante, sí es oportuno usar prendas que no sean informales.

Este consejo es tanto para hombres como para mujeres: Menos es más, así que trata de no usar colores llamativos, y evita sobrecargarte con accesorios.

En cuanto a los colores para utilizar, apuéstale a los colores neutros, sobre todo al azul marino y al gris marengo, estos sugieren integridad y profesionalismo. Lo mejor de este par de colores es que le quedan bien a casi todos los tonos de piel.

trabajo11

Comunicación no verbal:

Entre un 60% y 80% de la comunicación en los seres humanos es no verbal, es por esto que tienes que tratar de prestar mucha atención a lo que dice tu cuerpo cuando estés en la entrevista. Te sugerimos que no frotes tus manos, pues esto es signo de que estás impaciente; también evita tener la mirada hacia abajo pues dejas ver que no estás creyendo mucho en lo que te están diciendo. Si tienes el cabello largo, evita jugar con él mientras hablas, porque puede que muestres falta de confianza e inseguridad.

Por favor no te muerdas o “comas” las uñas. Este es un punto que no solo muestra inseguridad y nervios, sino que también habla muy mal de tu higiene.

Además de esto, si notas en el proceso que el empleo no cumple con tus expectativas no muestres tu desinterés, es irrespetuoso de tu parte. Muéstrate igualmente animado pero sin que se note que estás fingiendo, no exageres.

trabajo9

Dedica ese día solo a tu entrevista de trabajo:

No sabes cuánto tiempo tardarás en ella, así que si pautas otra cita o plan, y la entrevista no dura lo que esperabas, tu cuerpo hablará por ti y mostrará la impaciencia que tienes. Lo que harás con eso es ser descortés y decir al entrevistador que no te importa mucho ese empleo.

Establece prioridades, pues por estar pendiente de otras cosas no darás el cien por ciento en tu entrevista.

Por último, no olvides llegar puntual a tu cita y con la mejor actitud que puedas, sin dejar de tener en cuenta que no debes exagerar ni mentir acerca de nada de lo que digas allí.

trabajo3

_No olvides leer: