Existe un monstruo multiforme de 10 patas que vive en la mente de todos aquellos que hacen vida a partir del proactivo proceso del diseño gráfico y la ilustración; un monstruo malvado que también ataca a escritores, redactores, editores y periodistas; viene y va sin siquiera avisar, arremete sin piedad y a veces atrae más de un arrebato de molestia y frustración: el temible bloqueo creativo. Pero no te preocupes, en esta edición de La Guía, te traemos 6 tips para que combatir a éste monstruo que acecha sigilosamente.

1.- No sucumbas ante ella: Tarde o temprano, el bloqueo creativo llegará a ti, no somos máquinas inhumanas creadoras de ideas (y éstas tampoco se han inventado). Cuando ocurra, no entres en pánico, es normal sentir frustración y gran molestia al principio al sentir que no hay progreso con el proyecto que estés desarrollando, el punto está en no perecer ante la presión pues el proceso creativo puede empeorar y el resultado no será el esperado. Inhala, exhala, respira e incita a la calma.

2.- La inspiración no aparecerá si permaneces estático: Permanecer horas sentado frente al computador en busca de ideas no es cuerdo y mucho menos saludable. Sal a la calle y disipa tu mente, la inspiración es un proceso químico que aparece cuando y donde menos lo esperas, llega a ti de maneras inesperadas, siempre es recomendable plasmar tus ideas al momento en el que llegan a ti para que permanezcan frescas. Además, recuerda que anteriormente preparamos para ti 5 tips para llamar a tu musa a la hora de escribir que también te ayudarán en éste tipo de situaciones.

3.- ¡Descansa!: Tampoco somos máquinas de movimiento perpetuo, nos agotamos y ése desgaste repercute de gran manera en nuestro trabajo. Una taza de café acompañada de un postre son los compañeros perfectos para un descanso bien merecido. Leer un libro o una revista también disolverá tus amarguras. Procrastinar no es malo si se hace de manera medida.

4.- Prueba con nuevas herramientas: Si la misma fórmula que vienes probando desde hace tiempo ya se hace repetitiva y tediosa, es momento de probar con algo nuevo, trata de que el proceso creativo sea lo más interactivo posible, que las ideas aparezcan por si solas por mera “inercia creativa”. Además, esto dará nuevas perspectivas a tu portafolio y ayudará a que no te estanques con un mismo instrumento.

5.- Tómate tu tiempo: Dejar las cosas para el último momento es la conducta por excelencia del ser humano moderno. Mal, muy mal. Acumular trabajo procrea stress, angustia y por consiguiente, bloqueos. Lo recomendable es comenzar a trabajar en tus proyectos con días o hasta semanas de anticipación, de esta manera no sólo podrás evitar una “tranca mental” sino que podrás ocupar tu tiempo de sobra buscando nuevas maneras de hacer un trabajo exitoso.

6.- Finalmente, tu cuerpo es tu templo: Es un cliché, sí, pero no una falacia. Trata de mantener las suficientes horas de sueño (de 7 a 8 por día), conservar una buena dieta (la comida altera las hormonas en tu cuerpo, por consiguiente, alteran directamente tu estado de ánimo y finalmente, tu ánimo a la hora de trabajar) y ejercitarte (liberar endorfinas y serotonina te mantendrán activo y alegre). De igual forma, alejarse del stress rutinario, de los vicios y los excesos pueden ayudarte no sólo a mantenerte alejado de un bloqueo creativo constante, también te ayudarán a llevar una vida más saludable. Ten estos sencillos consejos en cuenta y te darás cuenta que los bloqueos disminuirán considerablemente.

Texto: @MrWarhol_

 

_No olvides leer: