La economía venezolana es un desastre. Dicho esto, podemos continuar con el tema de nuestra primera guía del 2015, dedicada al cuidado de nuestros equipos de trabajo, nuestras únicas e imprescindibles herramientas de trabajo.

Para nadie es un secreto cuan imposible se ha tornado comprar nuevos equipos electrónicos, inclusive optando por opciones de menor calidad o de otra marca que no sea nuestra favorita, siempre resultará en una inversión que en algunos casos triplicará lo que estamos dispuestos a pagar. La única solución, o por lo menos la más inmediata, es cuidar lo que ya tenemos, e invertir en su mantenimiento y mejoras.

En Wearepicta te damos 5 tips para mejorar tus equipos de trabajo, actualizarlos o en el mejor de los casos, renovarlos sin morir en el intento.

1

1) Tu computadora, el centro de todo

Empecemos por lo básico. Así como un bisturí es a un cirujano, nuestra computadora es la pieza principal y fundamental para realizar nuestro trabajo. Bajo ningún concepto debes correr el más mínimo riesgo con ella.

Antes de salir de casa o de tu oficina con tu laptop, piensa si es realmente necesario sacarla a la calle. Si tu trabajo implica necesariamente llevarla contigo, considera comprar una tablet de buena calidad para utilizarla en estos casos, conservando tu laptop a buen resguardo. Aunque sufras de un robo, la pérdida será siempre mucho menor comparativamente.

2

2) Invierte, mantén y repotencia tus equipos

Un error común para muchos diseñadores es pasar por alto el mantenimiento de sus equipos. La mayoría de nosotros los utilizamos por 12 horas o más, y aunque estén construídos para un alto uso, es inevitable su desgaste a largo plazo. Si tienes un desktop, asegúrate de limpiar el ventilador interno para evitar que partículas de polvo puedan dañar los componentes internos y contar con buena ventilación para evitar recalentamientos. Si tienes laptop, consigue un centro de servicio técnico confiable para realicen una limpieza general a sus componentes internos.

Antes de entregar tu equipo, es conveniente anotar los seriales de todas las piezas para tener un registro en caso de que algo salga mal. En el caso de las cámaras fotográficas, compra un kit de limpieza de acuerdo al modelo que poseas  y programa sesiones de mantenimiento periódicas.

Si posees el presupuesto para repotenciar, elige  tus equipos de uso diario como primera opción: Mejora la memoria Ram, tarjeta de video o de audio de tu computadora. Compra periféricos como mouse, teclados o inclusive monitores con mejor resolución. Hacer upgrades te asegurará un buen ritmo de trabajo por un par de años sin tener que invertir en nuevos equipos.

3
3) Imprime con calidad

Si tu trabajo requiere imprimir a color con frecuencia, procura mantener siempre tus cartuchos de tinta a tope. Pero si necesitas más poder de impresión, no hay otra opción: compra en una buena impresora. Aunque no la necesites en este preciso momento, será una de las mejores inversiones que podrás hacer en tu trabajo, ya que asi como los diseñadores amamos las impresoras, a la inflación también les gustan bastante.

La opción más recomendable es una impresora de tinta continua de colores independientes, que aunque suelen ser más costosas que sus contrapartes de cartucho, te ahorrarán bastante dinero al momento de recargar las tintas en un futuro.

4
4) Apunta y dispara

Si eres fotógrafo, o tu trabajo requiere de una buena cámara, no dudes en comprar la que mejor se adapte a tu presupuesto. Opta por las opciones DSLR para una mejor calidad y dinámica de trabajo, y en caso de que sobrepase tus posibilidades económicas revisa opciones semiprofesionales que te darán también excelentes resultados.

Si ya posees una cámara, limpia con frecuencia el cuerpo y sus lentes, y  si no vas a usarla por un tiempo prolongado, descarga la batería y retírala hasta que vuelvas a utilizarla. Limpiar el sensor con una pera de aire y comprar filtros UV para proteger tu lente de posibles golpes siempre será una buena idea.

5

5) Pasa desapercibido

Lo sabemos, es difícil resistirse a comprar ese morral o case de última generación de increíble diseño y colores súper llámativos. Sin embargo en nuestra realidad mientras más desapercibido puedas pasar, menores serán las probabilidades de llamar la atención de cualquier delincuente.

Evita utilizar morrales extravagantes y obvios, y en su lugar apuesta por modelos sencillos y poco llamativos. En el caso de equipos fotográficos, aplica la misma regla. Compórtate como ninja y no te exhibas más de lo necesario.

_No olvides leer: