La historia de cómo Igor Termenón llegó a ser fotógrafo es de esas que se desarrollan en la marcha de sus propios eventos; también es de esas que no se planean y que siempre se desenvuelven en situaciones en las que ni su mismo protagonista tenía planeado. Igor descubrió la fotografía mientras estudiaba una carrera que quizás sea la más alejada del campo artístico, Ingeniería Eléctrica y mientras tanto, el pasatiempo de tomar fotografías comenzó a tomar una nueva forma y a convertirse en una verdadera pasión.

Actualmente reside en Escocia, en Edimburgo, para ser más específicos. La inspiración principal para sus trabajos en cierta forma mimetiza la historia de cómo llegó a ser fotógrafo, ocurren casi por serendipia ocasional: camina por la calle, observa la luz natural posada en ciertas superficies y decide fotografiarla y usarla como musa para sus creaciones. Sus modelos posan desenfadadamente, no le gusta que usen poses extremadamente pensadas o muy “high-fashion“, prefiere que todo se de de manera suelta y grácil y eso es lo que más transmiten sus fotos, una sensación de relajación repleta de a altos niveles de estilo moderno y jovialidad.

Su trabajo fotográfico ha estado en editoriales impresas como Nylon y Vice Magazine y para medios digitales como Fucking Young!, Lookbook y The Cut actualmente trabaja a la par con una agencia de marketing digital y sus proyectos personales que incluyen un Zine fotográfico llamado Girls on Film. Puedes conocer más de la sutilidad de Igor en sus redes sociales: webpage oficial + blogspot

Texto:  @MrWarhol_

_No olvides leer: