Actualmente, la presentación de la comida en los restaurantes, es algo que no se toma a la ligera. Y es por esto que los chefs, creadores de estas obras culinarias, se enfocan en el diseño de platos para que visualmente sean el orgullo del restaurant. Pero, debido a la tendencia de fotografiar la comida, los clientes arruinan la estética del platillo al tomar fotos con poca luz, desde un mal ángulo y hasta después de haber comido.Screen_Shot_2015-05-08_at_8.44.43_AM.0.0

Esto se ha convertido en más que una tendencia, pues es una actividad que se transformó en un hábito para los “foodies” en las redes sociales. Por ello, la bodega de vino israelí Carmel Winery  junto a la agencia de publicidad Baumann Ber Rivnay, aprovecharon esta tendencia y crearon un proyecto para poder llegar al público de una manera innovadora e “Instagram-worthy”.maxresdefault

Así que, juntaron a un grupo de expertos para realizar un workshop al que dieron por nombre “FOOD-O-GRAPHY”, donde el cliente coloca su smartphone en unos platos especiales para esta actividad. Estos, fueron creados por Adi Nissani, diseñadora de cerámica quien ideo la manera más equilibrada para poder comer y capturar la imagen perfecta con tu teléfono inteligente.FOODOGRAPHY-06

“FOOD-O-GRAPHY”  se lleva a cabo en el restaurante Catit, en Tel Aviv, Israel; perteneciente al chef Meir Adoni, el autor de las exquisiteces que se sirven en el lugar y que se van a fotografiar con el apoyo del profesional Dan Peretz. Éste es un fotógrafo de comida, que le ofrece tips al cliente de cómo lograr el post perfecto, para las redes sociales, mientras disfruta del menú culinario.752b05256eda4b5135fce43602993bf9

Esta idea se originó en el restaurante de Meir Adoni, pero poco a poco se ha ido popularizando en el mercado internacional, haciendo de este un concepto único en esta generación de social media.

_No olvides leer: