Diariamente nos encontramos con pequeños problemas urbanísticos que no son de mayor seriedad debido a la facilidad de su resolución, pero estos paulatinamente se convierten en todo un dolor de cabeza que nos dificultan ciertas tareas y hacen que perdamos tiempo. Fabrique-Hacktion es un proyecto que nació bajo la tutela de tres diseñadores franceses: Raphaël Pluvinage, Sylvain Chassériaux y Léa Bardin, cuya iniciativa es la de integrar a la población en la mejora de sus espacios colectivos.

Su tarea se lleva a cabo, básicamente, mediante la instalación de “grafts”, que son dispositivos (normalmente pintados de color rojo) que complementan gracias a su practicidad y facilidad de adaptación, la función de algún sistema o mobiliario urbano que pueda presentar alguna falla o carencia común para un contexto específico. A través de internet, las personas pueden descargar un video, una guía de construcción y todos los archivos de diseño 3D para que de esta manera puedan comenzar a formar parte del proceso de manufactura y transformar las áreas urbanísticas estandarizadas en lugares diversificados y mejor amoldadas a las necesidades humanas. Pueden conocer mucho más sobre este proyecto a través de su web oficial. Pequeños problemas, ingeniosas soluciones.

Texto: @MrWarhol_

_No olvides leer: