Van Gogh es nuevamente inspiración para otros artistas. En esta ocasión, la muestra del pintor sirve como base para un largometraje con sus obras. Loving Vincent es el nombre que tiene el filme basado en los cuadros del artista. El equipo de realización está compuesto por aproximadamente 60 artistas.

La imagen del filme se compone de 12 pinturas al óleo por segundo, las cuales están hechas totalmente a mano. En cuanto a la dirección de arte, el audiovisual trató de mantenerse lo más fiel posible toda la estética que usaba Van Gogh. En el caso del guión, los escritores se basaron en, más o menos,  800 cartas que mandara el pintor a amigos y familiares.

El proyecto está a cargo de la directora polaca Dorota Kobiela, quien también es pintora, y de Hugh Welchman. Todo bajo la producción de Breakthru Films, quien ya es ganador de un Oscar por su producción en “Pedro y el lobo”, y Trademark Films.

_No olvides leer: