La animación es una de las mejores áreas de la comunicación visual. Capta la atención de forma inmediata y además propone una forma diferente, a pesar de no ser novedosa, de contar historias. En este arte, se mezclan dos características básicas: el movimiento y el diseño.

Motion Graphics se consolida como una herramienta que permite que el artista complete una narración a partir de la unión de elementos visuales y auditivos. Las formas, tipografías, colores y el espacio se unen en el trabajo para comunicar el mensaje deseado. Conoce a cinco artistas venezolanos que se dedican a la creación de Motion Graphics.

 Leomar Esteves

Trabaja bajo el seudónimo de Les83machines. Inició en el diseño hace 10 años, notó que había poca oferta nacional de animadores y decidió explorar esta nueva área de su profesión. “Lo importante es tener una idea clara de la pieza, de lo que quieres comunicar. Después es más fácil combinar los diferentes aspectos y técnicas”, expresa.

Actualmente está viviendo en Munich, Alemania, donde ha tenido la oportunidad de trabajar directamente y recibir feedback de grandes empresas. También realiza proyectos personales en paralelo. Está trabajando en una línea de ropa y en su blog de inspiración visual Futurenemy.

 Yker Moreno

Considera que su inclinación por Motion Graphics surgió de forma natural debido al momento que atravesaba en su carrera. Siempre se sintió atraído por los gráficos en la programación de televisión y al notar que era capaz de crear esas piezas, decidió ahondar en esta área de la comunicación visual.

Yker Moreno afirma que el sentido en la animación se alcanza cuando se logra una narrativa coherente para quien la ve, en donde las diversas herramientas que conforman el proyecto se vuelven invisibles en una misma imagen homogénea. En lo personal, está tratando de dibujar más y tomar tiempos fuera del computador.

 Marcos Medvedov

“Motion graphics se ha establecido como el método de comunicación que, en mi opinión, ha caracterizado a esta generación”, afirma Marcos Medvedov partiendo del hecho de que vivimos en un mundo en el que el movimiento ha tomado predominancia visual. Sintió interés por la animación cuando era niño, y los populares Flipbooks se convirtieron en el primer acercamiento que tuvo a este arte.

Desde que comenzó sus estudios, supo que tenía una inclinación por los trabajos que incluyeran movimiento. Ya tiene 11 años ejerciendo su pasión como profesión y confiesa que lo disfruta como si solo tuviera un día de graduado. Destaca la importancia del trabajo en equipo, “en esta profesión rara vez se trabaja solo. Hay que saber dirigir y recibir instrucciones”. Cada una de las piezas en las que ha participado tienen un estilo propio que les permite comunicar el mensaje deseado, como The birth of All I Need, un video en el que trabajó con su estudio ViArtCo que narra la historia de su cliente por medio de un corto en stop motion.

 Igor Bastidas

Las inquietudes creativas, la necesidad de hacer algo diferente, fue la principal motivación de Igor Bastidas para iniciar su paso por la animación hace cuatro años. Motion Graphics brinda al diseñador formas diferentes de contar una historia. Esta característica es la que entusiasma a Bastidas.

La organización es parte indispensable en su trabajo. Entre tantos pasos que exige la labor, es la única forma de cumplir con deadlines y entregar la mejor pieza posible. “Más adelante espero que me toque dirigir a un equipo de diseñadores y animadores”, afirma. A pesar de conservar la esencia de su trabajo, explica que su estilo evoluciona con el tiempo y con cada proyecto. “Trato de que cada frame se vea como un diseño completo, con composición, equillibrio y propuesta conceptual. En ese sentido, no debería cambiar mi estilo, solo tener movimiento”. El año pasado, realizó un comercial para Viajanet en el que logra crear un publicidad alternativa, fuera del molde.

Juan Behrens

Su interés por la animación era tan grande que cuando comenzó, solía grabar con cámara frente al televisor las promos que transmitían en Sony, HBO, Nick, MTV y Freakazoid. Lo hacía para estudiar cada animación y aprender de ellas. Aunque afirma que hoy con internet es mucho más fácil ese proceso de aprendizaje, le sigue pareciendo interesante todo lo que gira en torno al motion graphics y mantiene sus metas de crecer como artista y aprender algo nuevo cada semana.

De acuerdo con Behrens, la clave para conseguir una animación bien estructurada es tener un concepto fuerte en mano para unir todo lo que viene luego con los motion graphics. Solo así se pueden dictar las herramientas involucradas en el proceso, como colores, ritmo o tipografía. Actualmente, está trabajando en ilustraciones sobre movimiento, ritmo y colores que sube a su blog. También colabora con otros artistas de motion graphics en ciertos proyectos, entre ellos The Biggest Story.

_No olvides leer: