Muchas veces una fotografía puede considerarse banal, vacía e insípida: una simple captura sin un carácter apreciativo para disfrutar. Pero en otras oportunidades, una fotografía tiene el poder de contar una historia y transportarnos a lugares que sólo pueden hacerse realidad en nuestra imaginación. El trabajo de Brooke Shaden rompe con la realidad para acercarnos a fantasías románticas, casi imposibles y con ajustes propios del surrealismo.

Brooke nació biológicamente en Pennsylvania en 1987, pero fotográficamente nació en el 2008 luego de graduarse con dos títulos en la Universidad de Temple, Pennsylvania. Comenzó a ganar experiencia haciendo portarretratos y así ha continuado hasta la fecha. Los mundos oníricos son su principal inspiración; lugares de matices y texturas surreales que se desdibujan entre la naturaleza y la presencia humana dulce y a veces siniestra.

Para ella, una fotografía no es una simple imagen, sino la oportunidad de recrear un cosmos paralelo en el que las únicas reglas sean las impuestas por nuestros más descabellados sueños. Actualmente Shaden divide su tiempo entre su trabajo como fotógrafa y la enseñanza de sus técnicas a través de sus talleres para estudiantes en Los Angeles, California. Te invitamos a hojear su libro digital “Vision of Worlds” a través de su página oficial.

Texto: @MrWarhol_

 

_No olvides leer: